Préstamos a reportados por libranza

Un préstamo a reportados por libranza es un anticipo en efectivo que se otorga a un prestatario en función de su situación laboral e ingresos, en algunos países es conocido como préstamo de nómina o préstamo de día de pago y es una buena opción cuando estás reportado en las centrales de riesgo.

¿Qué es un crédito por libranza?

Este conocido mecanismo de recaudo de cartera se caracteriza porque la cuota o monto generalmente está programado para su reembolso al recibir el pago del empleador.

Es decir, es un tipo de préstamo con el que el deudor permite que su empleador o entidad pagadora efectúe una deducción o descuento de su sueldo o pensión, para que se destine a la cancelación de las cuotas del crédito que se adquiere con una institución financiera.

Es el tipo de préstamo perfecto para aquellos que no tienen el tiempo o interés en hacer colas mensualmente para pagar su cuota en una agencia, los que tienen mala memoria y olvidan sus compromisos de pago, pero, sobre todo, para las personas reportadas que no pueden optar a otros tipos de financiamiento.

Para los préstamos de este tipo solo se requiere que el trabajador  autorice a la entidad financiera, que debitará el monto de la cuota del sueldo. Sumado a esto, debe existir un convenio de recaudo suscrito con la entidad empleadora, en la que se especifican las obligaciones del convenio.

Características del crédito por libranza

Este tipo de crédito suele ser una opción para quienes tienen reportes negativos en centrales de riesgo, sin embargo, está dirigido a cualquier empleado activo o pensionado que cumpla con los requisitos para este servicio bancario. Las características más relevantes del crédito por libranza son:

  • Se considera un mecanismo de recaudo de cartera, es decir una forma de cobro del préstamo otorgado.
  • Requiere de un convenio o acuerdo entre la entidad financiera y la empresa donde labora el individuo.
  • Un empleado puede optar al crédito si recibe al menos el 50% de su sueldo o pensión mensualmente, después de que se efectúen los descuentos que la ley indica.

Ventajas y desventajas de este tipo de crédito

Antes de comprometerse con una entidad financiera es importante que las personas se informen muy bien sobre sus implicaciones. Un crédito por libranza puede a simple vista ser una gran opción, sin embargo, es importante conocer qué beneficios o inconvenientes presenta, así usted decidirá si es el tipo de producto financiero que le conviene.

Ventajas

  • No necesita la figura de un codeudor, fiador o avalista. Tampoco se requieren garantías adicionales, solo la seguridad que implica que será descontado correctamente cada mes.
  • Generalmente las tasas de interés para los créditos por libranza son menores, comparadas con otros préstamos de consumo.
  • Existen muchas instituciones que ofrecen créditos por libranza, por lo que el usuario puede escoger con cuál entidad quiere tramitar el apoyo bancario.
  • Este financiamiento es positivo para el acreedor, pues respalda el monto prestado con el compromiso del pago periódico que se hace al beneficiario. El acreedor sabe que su pago mensual está prácticamente seguro.
  • Si un empleado cambia de lugar de trabajo, puede seguir cancelando su préstamo sin inconvenientes.
  • Cuando el trabajador  finaliza su contrato de trabajo, el patrono puede retener parte de su indemnización o prestaciones sociales para cancelar el restante del crédito, por lo tanto, el acreedor no pierde su dinero. Generalmente esto lo autoriza el empleado al momento de tramitar el crédito por libranza.

Desventajas

Este tipo de crédito aun cuando representa una buena opción para muchos empleados, permitiendo obtener dinero que pueden invertir o utilizar para gastos, sean planificados o no, tiene algunas desventajas, que incluyen:

  • Al solicitar un crédito por libranza, si decides retirarte del empleo debes asumir la cancelación de la cuota, es decir adoptar una cultura de pago, pues será de su total responsabilidad.
  • El empleador puede cancelar de los fondos de su liquidación el monto adeudado con la organización financiera, al culminar su contrato de trabajo y mantener aún un saldo deudor con la misma.
  • Si el empleado se retira de la empresa donde labora, es posible que la tasa de interés del crédito por libranza aumente.
  • En caso de renunciar al empleo, si la liquidación no cubre la deuda adquirida, es posible que deba negociar con la entidad financiera el pago del resto en cuotas, así no esté trabajando.

¿Cuánto demora este tipo de crédito?

Como muchos otros trámites, la gestión de un préstamo por libranza resulta mucho más rápido por estos días, pues se ha optimizado la gestión, gracias a internet y a la gran cantidad de personas que solicitan este tipo de servicios bancarios.  Actualmente el lapso de espera es de 2 a 5 días.  

¿Qué ocurre si incumples el pago de tu crédito?

Tu empleador o entidad pagadora te cobrará una cuota o comisión por realizar el pago a la entidad financiera. Es por eso que un crédito por libranza solo se otorga cuando el empleado recibe por lo menos la mitad de su sueldo o pensión después de ser deducido los montos establecidos por la ley.

Créditos por libranza para reportados

Si eres empleado o pensionado y estás reportado en las centrales de riesgos muchos bancos no te aprobarán préstamos, sin embargo, algunas entidades pueden ofrecerte un crédito por libranza que te permitirá obtener una suma de dinero para resolver lo que necesites.

Cuando una persona está reportada puede resultar poco confiable para otorgarle un auxilio económico o financiamiento, pero el crédito por libranza al incluir un mecanismo de recaudo, con el que el empleador descuenta la cuota del deudor directamente de su sueldo o pensión, resulta ideal para la entidad financiera que tiene  garantizado su dinero.

Este tipo de crédito está dirigido a trabajadores activos y pensionados, aun cuando estén reportados. Es importante comprender que el monto se descuenta mensualmente de la nómina o mesada pensional, así que el ingreso mensual disminuirá por una cantidad de meses.

El crédito de libranza puede ser empleado como guste, es decir puede financiar con este dinero algún proyecto, pagar una deuda, un viaje o invertir en otras necesidades o deseos personales.

Con respecto a las personas reportadas, la entidad efectúa una evaluación de cada caso, dependiendo del motivo y monto de la mora, además de otros aspectos de sus finanzas y decidirá si puede aprobar el préstamo solicitado.

Requisitos para tramitar este tipo de crédito

Es muy importante cumplir a cabalidad con los diferentes requerimientos solicitados por parte de la institución financiera, estos pueden variar de una a otra, así que es muy importante verificar cuáles son. Algunas condiciones básicos incluyen:

  • Documento de identidad válido en Colombia.
  • Ser mayor de 18 años.
  • Ser empleado activo o pensionado.
  • La empresa debe tener este tipo de convenio de nómina.

Deja un comentario